«Búnker. Memorias de encierro, rimas y tiburones blancos»: salto y ritmo en la escritura de Toteking

«Búnker», Toteking, Blackie Books 2020

 
Quien ha escuchado la música de Toteking (Sevilla, 1978) conoce su manera de contar las cosas. Con un estilo “fresco”, pasando de una referencia a otra a una velocidad vertiginosa, con la constante voluntad de no faltar a la verdad en su relato.

Hay destellos de todo eso en Búnker. Memorias de encierro, rimas y tiburones blancos (Blackie Books 2020). Sin embargo, lo que va a encontrar el lector no es una traducción de sus canciones.

El primer libro del artista sevillano, con prólogo y bendición de Enrique Vila-Matas, responde a la búsqueda de la libertad narrativa más allá de los límites de la rima. Lo que has escuchado de Toteking no es lo que vas a leer.

Vila-Matas es en este escenario el gran incitador de la escritura. El responsable de la vuelta de Bartleby y compañía nos sorprende con una cita de Ernest Hemingway con la que, en uno de los cientos de correos intercambiados, lleva el impulso creativo de Tote a su punto de ebullición.

Siempre has escrito antes y también escribirás ahora. Todo lo que tienes que hacer es escribir una oración verdadera. Escribe la oración más verdadera que sepas… y luego continúa desde allí. [Hemingway]

Así empieza Búnker, con una verdad.

Blackie Books apuesta otra vez por una voz conocida con un nuevo registro. En su debut como escritor, Toteking se declara devoto de Coetzee, Le Clézio o Gombrowicz. A la herencia de estos y otros autores acude a lo largo de la obra. El lector, cómplice de un imaginario compartido, se encuentra también con referencias deportivas, musicales y cinematográficas.

Sin caer en imposturas, mantiene el gesto artístico que le es propio y se vale de él para explorar la creación literaria con el contenido autobiográfico al que tiene acostumbrados a sus seguidores.

***

Juventud, 2002

Saltos es quizás la mejor palabra para definir la mecánica literaria de Búnker. Las canciones del rapero, igual que las páginas del libro, están plagadas de ellos. La diferencia es que en su música el salto conecta una idea y la siguiente de forma poco evidente.

En cambio, los saltos que se encuentran en el libro, al revelar el proceso creativo, resultan más inteligibles para el lector. El texto, lejos de ser hermético, expone con generosidad cómo aparecen las ideas en su mente, el recorrido que hacen hasta que cobran forma y cómo las conecta entre ellas.

Las letras que escribe invitan al salto continuo. Lo que ofrece el texto escrito, a diferencia de las canciones, es la posibilidad de seguir la estela que deja a su paso, dado que sucede en la superficie, con un lenguaje sin codificar, como quien cocina a la vista de todos.

Así, las reflexiones que se comparten dan la sensación de continuidad, respecto al modo en el que surgen y crecen para el autor.

Encadenando saltos e ideas ligadas entre sí que me invaden a gran velocidad y me hacen viajar sin descanso. [Toteking]

Este ritmo incesante e imparable explica el trabajo de escultura editorial en el que se eliminaron más de doscientas páginas del escrito inicial.

***

«Nunca te dejas llevar, Tote. Nunca te sueltas». Con esta frase lo describían novias y amigos antes de vivir de la música. Contrasta el estatismo de esa impresión inicial con la que produce actualmente. Los saltos del sevillano no cesan, ya sea en la cancha de baloncesto, en los escritos, conciertos e, incluso, en las entrevistas. Los cambios en la manera de pensar y vivir han sido tan constantes e imparables como su inquietud por la literatura.

La forma en la que Toteking escribe sobre sus calles, ideas y emociones no se deja atrapar por el orden sucesivo de quien relata su vida, como si se tratase de una línea recta.

Este movimiento incesante provoca y altera al lector que, una vez acostumbrado a la incertidumbre de una trama imprevisible, se deja llevar y toma con gusto el lugar del artista, cuando este se sentaba a escuchar los monólogos de su padre.
 

 

Sobre el autor
Doctoranda en Filosofía en la Universidad Autónoma de Barcelona. Su investigación se centra en las prácticas curatoriales contemporáneas. Ha trabajado en el CCCB, la Fundació Josep Guinovart, la Fundació Joan Brossa y el Museo Picasso. Le obsesiona la reflexión del presente a través de las artes.
Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

PliegoSuelto | 2020 | Creative Commons


Licencia de Creative Commons

Una web de Hyperville

Desarrollada con WordPress