Flashes estivales: Los grafitis de Muelle, Bowie en spaiñol y cervezas guitarreras

Firma del grafitero Muelle, Juan Carlos Argüello (1966-1995)

 
La firma de Muelle, más viva que nunca

Han pasado veinte años desde que Muelle (Juan Carlos Argüello) falleció dejándonos su legado de grafitis repartido por las calles de Madrid. La firma que creó a mediados de los 80 asombró a unos y asustó a otros, ya que era la primera vez que la forma gráfica del hip hop se plasmaba en territorio español. Con el spray en la mano (y las baquetas en la otra), Muelle abrió camino a que otros jóvenes se interesaran por este tipo de arte urbano creando un grafiti autóctono y dando lugar a los posteriores “flecheros”, como nos contó El Chojín en la primera temporada de Ritmo Urbano (minuto 27:20)

J. C. Argüello, Muelle

Por todo, los madrileños no quieren que eso se olvide. Hace cinco años se realizó la primera petición al Ayuntamiento de la ciudad para que se conservara el único de sus grafitis que queda en la calle Montera. A pesar de recibir una contestación favorable, no se llevó a cabo ninguna acción para conservarlo. Por este motivo, se han comenzado a recoger firmas online con el fin de difundir la iniciativa y lograr, entre todos, que su firma esté más viva que nunca.

“Al alba” o “Por qué le dejaron hacer eso” de David Bowie

Tras escuchar a Al Pacino hablar castellano (o eso se suponía que hacía) en El abogado del diablo, esta canción de David Bowie puede que sea lo único que lo supere. ¿Preparados?

Los años 80 estaban llegando a su fin y Bowie tenía a sus espaldas alrededor de quince discos llenos de hits. ¿Qué podía hacer para fastidiarlo? Intentar cantar en otro idioma, por supuesto. Fue entonces cuando la canción “Day in day out” fue traducida y regrabada… en castellano. No voy a entrar a comentar la pronunciación de esta nueva versión que llamaron “Al alba”, ni el hecho de que hay palabras que apenas encajan en la canción… Voy a dejar que lo escuchéis vosotros mismos.

Cerveza y rock: BTX

Cerveza Berri Txarrak

Con la llegada del verano Berri Txarrak nos anunciaban en su web que estaban preparando una producción diferente: la de su propia cerveza. El grupo navarro, que se encuentra posiblemente en su mejor etapa, se lanzó a colaborar con Guineu y de ahí surgió la cerveza artesana BTX, la cual se ha vendido en packs que incluían cuatro variedades diferentes de la bebida y un vaso. Pero ellos no se podían quedar solo en eso y decidieron que, además, el dinero recaudado iría destinado a fines sociales.

Como era de esperar, la cerveza se agotó de inmediato y tuvieron que sacar nuevas ediciones limitadas (la última de 500 packs el pasado julio) que han vendido a través de su tienda online.

Estaremos atentos a las que puedan venir, mientras esperamos –también muy atentos– los conciertos que han preparado junto a Rise Against y Refused en Bilbao (4/10) y Madrid (6/10). Cerveza y rock… ¿se os ocurre una combinación mejor?
 

Sobre el autor
(Alicante, 1991) Licenciada en Filología Hispánica. En 2004 publicó su primer libro y desde entonces se ha dedicado al cultivo de la precaria vida del escritor. Las interrelaciones artísticas llenan de artículos su rizo(as)mático blog. Sueña con romper bajos al más puro estilo Simonon. ---> Rizo(as)mática
Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

PliegoSuelto | 2020 | Creative Commons


Licencia de Creative Commons

Una web de Hyperville

Desarrollada con WordPress