Rizoma: exigencias contemporáneas

Rizoma (1976) no sólo es un ensayo de Gilles Deleuze y Felix Guattari, es un texto que propone, y exige, que cuestiones tu manera de escribir y de leer. Y se podría decir aun más: es un sistema de interpretación y entendimiento de nuestra realidad contemporánea. Un rizoma, nos dicen los autores, se basa en varios principios entre los cuales quiero destacar aquí dos de ellos. Por un lado, el principio de conexión y de heterogeneidad:

Cualquier punto del rizoma puede ser conectado con cualquier otro, y debe serlo.

Por otro, el principio de multiplicidad:

Una multiplicidad no tiene ni sujeto ni objeto, sino únicamente determinaciones, tamaños, dimensiones que no pueden aumentar sin que ella cambie de naturaleza.

Solo siete años después de la publicación de Lógica del sentido (1969), Deleuze y Guattari nos exigen en Rizoma que seamos un punto de fuga en medio del universo, que no hagamos fotos ni dibujos, sino mapas, que nos pongamos en la piel miles de personajes, que nuestros amores “sean como el del la avispa y el de la orquídea, el gato y el babuino” y que seamos la Pantera Rosa.

La Pantera Rosa no imita nada, no reproduce nada, pinta el mundo de su color, rosa sobre rosa, ese es su devenir-mundo para devenir imperceptible, a-significante, trazar su ruptura, su propia línea de fuga, llevar hasta el final su “evolución a-paralela”.

La Pantera Rosa nos lleva hasta el libro El Hacedor (de Borges), Remake de Agustín Fernández Mallo. En el relato “Una rosa amarilla” introduce a este personaje ficticio y rosa. Además, nos plantea todo un universo de referencias que dan forma, por ejemplo, al poema “Los Borges” en el que se nombran una serie de grupos de musica, entre ellos The Clash. The Clash, por su parte, tienen una fuerte conexión con Andalucía ya que Joe Strummer –seguidor de García Lorca, de su historia y su poesía– viajó hasta Granada en muchas ocasiones desde mediados de los años 80 hasta 2002, fecha en la que falleció. El cantante no tardó en enamorarse del sur de la península, y además de intentar buscar la tumba de Lorca con el fin de desenterrarlo y darle una sepultura digna, mostró un gran interés por montar una ferretería en Andalucía. En Granada, Strummer descubrió una ciudad que estaba explorando su vertiente más rockera de la mano de grupos como 091, a quienes él mismo produjo su segundo álbum, Más de 100 lobos, a pesar de que finalmente los técnicos retirasen su trabajo durante la posproducción. El primer álbum de 091 se llama Cementerio de automóviles. Resulta curioso este título ya que, en una ocasión, Joe Strummer dejó olvidado su coche en algún parking de Madrid. Llegó incluso a pedir ayuda para encontrarlo través de Radio 3 con una curiosa mezcla de inglés y castellano: “Amigos, mujeres, brothers and sisters, me encantaba ese Dodge”. A día de hoy continúa siendo un misterio el paradero de ese automóvil. En la formación de 091 se encontraba Antonio Arias, quien, en 1991, crearía Largatija Nick junto con otros músicos como Eric Jiménez –o Eric Planetas, como se prefiera–. En un determinado momento de la historia del rock español, Lagartija Nick grabó Omega, su álbum por antonomasia. Para ello, contaron con la característica voz de Enrique Morente y con los inigualables poemas de García Lorca y de Leonard Cohen. Este, a su vez, ya había realizado algunos temas basados en poemas de Lorca. Es el caso de “Take this waltz”, inspirado en “Pequeño vals vienés”, posteriormente readaptado también por Lagartija Nick y Morente en Omega. La conexión existente entre todos ellos llevó a la elaboración del recomendadísimo libro Omega: historia oral de un álbum que unió a Enrique Morente, Lagartija Nick, Leonard Cohen y Federico García Lorca. Mientras pienso en la figura de Cohen, como músico y escritor, me vienen a la cabeza los homófonos hermanos que con Valor de Ley realizaron un remake brillante de una película originaria de 1969. El mismo año que vio la luz año la obra Lógica del sentido de Deleuze, solo siete años antes de la publicación de Rizoma. De rizoma a rizoma y tiro porque me toca. “Un rizoma no empieza ni acaba, siempre está en medio, entre las cosas, inter-se, intermezzo“. Los rizomas se crean ellos solos, tú sólo tienes que descubrirlos.
 

Sobre el autor
(Alicante, 1991) Licenciada en Filología Hispánica. En 2004 publicó su primer libro y desde entonces se ha dedicado al cultivo de la precaria vida del escritor. Las interrelaciones artísticas llenan de artículos su rizo(as)mático blog. Sueña con romper bajos al más puro estilo Simonon. ---> Rizo(as)mática
Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

PliegoSuelto | 2017 | Creative Commons


Licencia de Creative Commons

Una web de Hyperville

Desarrollada con WordPress