Sara Mesa: “Cada vez me siento más atraída por la extrañeza dentro de la normalidad, por la extravagancia de lo cotidiano”

Sara Mesa, escritora

 
Mala letra (Anagrama, 2016) es una colección de once cuentos de Sara Mesa (Madrid, 1976), en los que la autora madrileña ha desarrollado un conjunto sólido de voces y que evidencia un elaborado manejo de las formas narrativa breves. Conversamos con la escritora, quien reside en Sevilla desde niña, sobre temas como la culpa, la redención, la rebeldía, la norma, la incorrección y la extravagancia de lo cotidiano. Mesa es autora también de los libros Cicatriz (2015), Cuatro por cuatro (2012), publicados por Anagrama, y Un incendio invisible (Fundación José Manual Lara, 2011).

Has mencionado que te sientes cómoda en el cuento, ¿qué te aporta este género que no te aportan otros?

Tiendo a la brevedad, a lo no dicho, a detenerme en las periferias de las historias. Eso es algo que casa muy bien con el cuento, pero, ojo, también con cierto tipo de novela breve, que es a la que tiendo cada vez más.

Anagrama, 2016

Tus cuentos ofrecen una estructura bastante consistente, unos primeros compases impactantes, unos finales abiertos y una sucesión de elipsis que hacen que el lector tenga que buscar las claves por sí solo, ¿qué te interesa de esa estructura?

No es consciente, es un reflejo de mi manera intuitiva de contar, de entender la narración, incluso de mirar.

Los finales cerrados no tienen sentido porque en la vida no hay finales cerrados. En cuanto a las elipsis, lo mismo: no tenemos un narrador omnisciente que nos lo vaya explicando todo, nos defendemos a base de sobreentendidos y reconstrucciones. Por eso escribo como escribo.

Tu tercer libro de cuentos Mala letra (2016) se compone de once relatos en los que se percibe un predominio de una reflexión acerca de la culpabilidad. ¿Qué te llevó a indagar sobre esta cuestión en general y sobre la “culpa colectiva” en particular?

La culpa es uno de los temas recurrentes del libro, pero es que la culpa es, posiblemente, uno de los grandes temas de la literatura de todos los tiempos. Aparece en multitud de narraciones que plantean, digamos, dilemas morales: desde el mito de Edipo a Crimen y castigo de Dostoievski o Desgracia de Coetzee, por poner ejemplos que se me acaban de ocurrir sobre la marcha, pero hay miles.

J.M. Coetzee, 1999

Si te interesa el ser humano, tiene que interesarte el fenómeno de la culpa. La culpa colectiva, en concreto, es la de aquellos que se salvan del dolor, de la enfermedad, de la desgracia. La culpa de los supervivientes.

El hecho de que el mundo sea “impasible ante cualquier cosa que suceda, por inusual, horrible o cruel que esta sea. Visto así, el mundo no tiene mucho que ver, realmente, con nosotros”, te lleva a indagar precisamente en lo cotidiano, en la realidad aparentemente “normal”…

Sí, precisamente cada vez me siento más atraída por la extrañeza dentro de la normalidad, la extravagancia de lo cotidiano. O como decía Martín Gaite: Lo raro es vivir. La vida es sorprendente en todos los sentidos y se nos entrega sin libros de instrucciones.

La ciudad de Cárdenas, ya presente en Cicatriz (2015), reaparece en el cuento “Nosotros, los blancos”, el más extenso del libro. ¿Se trata de una ciudad literaria que seguirá acompañando tus escritos?

Sí, posiblemente Cárdenas seguirá presente, aunque en realidad no sea una ciudad con un especial brillo, o quizá precisamente por eso, porque se define por ser un escenario sin demasiada identidad.

Anagrama, 2015

Casi siempre está de fondo y está bien que así sea. Me gusta más centrarme en otras cosas, en los personajes y sus conflictos interiores.

El personaje de la chica del primer cuento “El cárabo” reaparece en el quinto “Palabras-piedras” como niña. En otros cuentos aparecen también niños y adolescentes…

Esa reaparición se debe sobre todo al universo común que planea sobre mis cuentos, en los que en efecto aparecen muchos niños y adolescentes.

En Mala letra se habla bastante de la educación y la rebeldía, de la norma y la incorrección… y es lógico que aparezcan por tanto estas etapas de la vida.

El cuento “Palabras-piedras” reflexiona sobre palabras-piedras lanzadas “no como quien insulta, sino simplemente como quien designa una realidad indiscutible, con frialdad y conciencia”. ¿Qué lugar tienen esas palabras-piedras en nuestra sociedad actual?

Me temo que siguen existiendo del mismo modo que antes, son etiquetas crueles, excluyentes, que las personas que ostentan poder (un poder familiar en el caso de mi cuento, pero trasladable a otros tipos de poder) imponen a otras más débiles o dependientes. Y marcan mucho, e incitan a la rebelión.

Sara Mesa, escritora

En Mala letra aparece un predominio de voces narrativas femeninas, lo que marca cierta distancia con tu producción hasta la fecha, ¿es un cambio buscado?

No es buscado, sino una evolución natural. Yo creo que surge de la apuesta por más naturalidad, y por cierta indagación interior. No me identifico con mis personajes siempre, mis historias no son autobiográficas (no al 100%, nunca), pero es cierto que últimamente me siento más cercana a esas voces.

Ha pasado relativamente poco tiempo entre la publicación de Cicatriz y Mala letra, ¿estás trabajando en otro libro?

El año próximo Anagrama va a reeditar una novela que escribí hace seis años, Un incendio invisible, que ganó el premio Málaga, pero pasó bastante desapercibida.

Es una novela anterior a Cuatro por cuatro y en ella están muchas de las claves que se desarrollarían después en mis libros, por ejemplo, ahí es donde nace Cárdenas. He hecho una revisión del texto manteniendo su estructura y sus personajes, pero cambiando alguna cuestión que… bueno, explicaré en una breve nota al comienzo.
 

Sobre el autor
(Salon de Provence, 1986). Aunque nacida en Francia, España es, sin lugar a dudas, su país de adopción. De hecho, se especializó en literatura española y, concretamente, cursa un doctorado sobre dramaturgia contemporánea. Es co-directora de la Revista de Investigación Teatral Anagnórisis. Y, a pesar de la crisis, también co-dirige la Editorial Anagnórisis, sello digital especializado en teatro y estudios humanísticos.
Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

PliegoSuelto | 2017 | Creative Commons


Licencia de Creative Commons

Una web de Hyperville

Desarrollada con WordPress